...

Rasca Rascaaa!!=)

Other Love Story

a href="http://www.dolliecrave.com" target=_blank title="Myspace Layouts"> Sad Love Quotes from dolliecrave.com
Sad Love Quotes

sábado, 17 de abril de 2010

Capítulo 18 (Alec)

Una vez en casa nos dirigimos hacia su habitación. No sabía qué decir, esta situación era bastante extraña. ¿Y si había de la conversación que habíamos tenido Meygan y yo? Era confidencial, y habíamos revelado nuestra misión aquí. Bueno... en realidad había revelado ella la suya y la mía...

Nos sentamos el uno enfrente del otro en una silla de su habitación. Nadie decía nada.

La situación se volvía bastante más incómoda acorde pasaba el tiempo...

- Lo siento, Maggie. No quería irme así sin más, per..- comencé.

- ¿Pero qué?- instó ella mirándome a los ojos. ¿Y si se lo contaba yo mismo? No, Alec... No seas estúpido. No puedes hacer eso. Os matarían a los dos.

- Pero ella es una... persona- busqué la palabra más adecuada.- muy persuasiva, y como no consiga lo que quiere no se queda a gusto.- la contesté con sinceridad.

- Lo entiendo...- dijo mirando hacia otro lado y sonrojándose. Desearía saber lo que está pensando en estos momentos.

- ¿Entonces no te enfadas?- pregunté con cierta impaciencia. Ella sonrió.

- No. Para nada. Tranquilo.- me miró.. y unos instantes después apartó la mirada nerviosa mientras buscaba algo en su estantería de un blanco brillante perfecto.

Maggie era muy guapa... Y amable. Sus ojos eran lo que más llamaban la atención, puesto que no eran completamente verdes, ni completamente grises... Eran una mezcla de ambos colores...

Su pelo... con olor a frutas, se podía oler a un kilómetro de distancia... y sus labios... ¡Oh, qué labios! Eran tan simétricos con respecto a su cara...

Era muy delgada. y bajita además. Y eso hacía que... "¡¡Para Alec!! No puedes pensar eso", me decía una parte de mi cabeza, mientras la otra me decía: "Vamos, te has enamorado. La deseas."

Sin saber cómo ni por qué, me encontré enfrente de ella reteniéndola entre mis brazos mientras la besaba. Ella me respondió mientras colocaba sus manos en mi cara.

El beso fue lo mejor, con diferencia, de lo que había experimentado en toda mi vida... y eso que yo había besado a muchas chicas... Pero en ella era diferente... Ambos nos fundíamos en ese intenso beso mientras alguien llamaba a la puerta, pero ella ni siquiera pareció percibirlo. Hasta que Lilly entró y ella se alejó un metro de mí, mientras respiraba costosamente.

- Señorita Maggie, hay una carta para usted.- dijo, entregándola una carta.

- ¡Ah! Gracias, Lilly.- contestó ella, intentando parecer indiferente y aburrida, mientras cogía la carta. Abrió el sobre y lo dejó al lado mía, y yo, como soy un poco bastante cotilla, quise leer su nombre completo.

Imposible. No podía ser. ¿Margaret Roselet Quinn? ¿Ese era su nombre completo? Debía de ser un sueño... o una pesadilla.

- ¿Está tu padre en casa?- pregunté de improviso. Ella me miró desconcertada.

- Sí... eso creo. Es tarde, supongo que estará en su cuart...

- ¿Me puedes llevar?- me miró confundida.- Quiero hablar un momento con él.- ella asintió no muy segura mientras me miraba con el ceño fruncido.

Cuando nos paramos enfrente de la puerta, la dije que me dejara solo, que en unos momentos volvería de vuelta a su cuarto. Y entré, no sin antes llamar, por supuesto.

- Adelante.- dijo una voz dentro de la habitación.

Entré. El despacho era lujoso, equipado con todos los detalles minúsculos que te puedas imaginar. Chimenea, ventanales, fotos de él con Maggie cuando era pequeña, y una copa. Sí. Es él.

Hice una reverencia al estar frente a frente.

- Soy Alec Noestly, solicito hablar con usted unos momentos, señor Lockwook.- él me miró sorprendido, pero esa actitud duró tan solo un par de segundos; después adoptó una actitud fría e indestructible.

- Vaya vaya... ¿Quién te ha enviado? ¿Qué queréis? Me retiré hace bastante de mi oficio... Ahora estoy ocupado con mi hija.

- Disculpe pero no me lo creo... Usted aún sigue trabajando... Por eso estoy aquí. Necesito una vida. Si no me la da puede que ocurran muchas cosas malas... no por mi parte, desde luego.

- No te debo nada... Ni te he visto en mi vida. No entiendo por qué tendría que ayudarte.

Sonreí ante ese comentario.

- Desde luego que sí, señor. Tiene mucho que deberme. He besado a su hija, ¿sabe?- su mirada se transformó a una de horror.- Y como bien sabe... si los de la "clase" de su hija son besados por alguien de mi "clase", estarán ligados a entregarnos su más valioso poder... la juventud, la vitalidad, los sentimientos... y la vida. ¿Sabe qué? Pensaba que iba a ser mucho más difícil... pero no.

Su rostro reflejaba la furia y la ira contenida. Suspiró derrotado.

- Está bien... Cualquier cosa, pero no hagas daño a mi pequeña...

Sonreí pícaramente. Esta era una oportunidad que solo se presentaba una vez en la vida... y la iba a aprovechar. Lo sentía por Maggie, pero era muy egoísta como para quedarme con ella en vez de con este trato...

2 Ayuditas^^:

Rose.Twi dijo...

Siento no haber escrito antes... pero es que he estado demasiado liada como para que la inspiración viniera... pero para algo están las clases de lenguaaaa ^^

Espero que os guste!!!! Comentad.
Un beso,
Rose.Twi

little crazy girl dijo...

:O que ocurrio??? alec ya conocia al papa de maggie??? nooo, nooo que le ocurre! no que va a pasar? dios ya quiero saber no me puedes dejar asi :( jajaja sigue escribiendo porfis...