...

Rasca Rascaaa!!=)

Other Love Story

a href="http://www.dolliecrave.com" target=_blank title="Myspace Layouts"> Sad Love Quotes from dolliecrave.com
Sad Love Quotes

domingo, 4 de abril de 2010

Capítulo 10 (Alec)

Oí su voz de nuevo. Debían ser imaginaciones mías. Seguramente... ¿Pero entonces por qué el sonido era tan claro y audible? Decidí darme la vuelta y plantar cara a mi propia mente, intentando convencerla de que no era real... pero al parecer me equivoqué.
Una linda muchacha de pelo rojizo y ojos verdes cual esmeralda bien pulida estaba enfrente de mí, mirándome con expresión extrañada y sorprendida. Tenía un vestido que se ajustaba perfectamente a cada centímetro de su pequeño cuerpo, y un pelo sencillamente espectacular.
Me di mentalmente por pensar en esas cosas. ¿Era Maggie la persona que estaba delante mía?
- ¿Maggie?- pregunté. ¡Pero qué estúpido!
- Sí.. ¿Se puede saber qué haces tú aquí?- preguntó elevando la voz. Buena pregunta.
- Bueno... es que.. verás. Soy un músico. - le solté una gran mentira.- Mis padres estaban aquí y, dado que no les hace ninguna gracia que toque o cante- me acerqué a ella para susurrarla las siguientes palabras-, me estoy escondiendo de ellos e intentando que ninguno de la banda me encuentre. - Me giré y vi la expresión de desasosiego que se la había quedado.
- ¡Oh!- exclamó tras un silencio.- Vaya... así que tú también.
- ¿Yo también qué?
- Vienes con tus padres. Una cosa... ¿Te han soltado algún discurso tipo: "Ven. Seguro que habrá chicos de tu edad" o algo así?- no la entendía.
- ¿Perdón?
- Sí... es que si te lo han dicho posiblemente es que se hubieran puesto de acuerdo a traernos aquí sin saber nada de esta aburrida fiesta.
- No... creo que no me han mencionado nada...
- Oh, vaya, pues mi padre es el único entonces...
- Eh.. sí, al parecer sí.
- ¿Puedo preguntarte algo?- dudé un momento, pero asentí.- ¿Por qué te escondes de tus padres? A lo mejor si les contaras que te gusta la música lo entenderían.. Es decir- aclaró-, son tus padres. No creo que ellos tengan nada en contra de tus gustos.
- Creo que no. Mis padres son todo lo contrario a los padres normales.- ni siquiera son mis padres biológicos, directamente. Son una simple familia que se me asignó para realizar un complicado trabajo, nada más. No les tengo ningún cariño o respeto.- Son... cómo decirlo... extraños. Más te vale que nunca conozcas a ninguno de ellos.- por tu propia seguridad.
- Vaya... y luego me quejo yo de mi padre... - murmuró en una voz apenas audible.- ¿Dónde piensas esconderte, entonces?- dijo ya en voz alta.
- ¿Esconderme?- lo recordé- ¡Ah! Pues... ni idea. ¿A ti qué te importa, además?
- Sinceramente, nada. Pero prefiero ayudarte a esconderte que quedarme aquí viendo el tendido.- se encogió de hombros.- Así que... ¿me dejas ayudarte?
- Está bien.- acepté a regañadientes.- Pero tenemos que salir de aquí.
- ¿Cómo?
- Lo que has oído, señorita. Si quieres acompañarme, tendrás que dejar este lugar.- dije con una sonrisa ladina. Suspiró frustrada.
- Está bien... Pero antes déjame avisar a m...
No la di tiempo a terminar la frase. La agarré del brazo y nos escabullimos esquivando la multitud.
La llevé a mi lugar favorito de toda la Tierra, o al que más me había fascinado en mis años anteriores, según podía recordar: la feria. La feria era el lugar donde cada uno dejaba al lado sus preocupaciones y miedos y simplemente se divertía. La gente lo pasaba siempre bien. En ese lugar nunca había tristeza, siempre era felicidad pura.
Ella, al llegar, se quedó sin palabras.
- ¿Me traes a la feria?- preguntó con una sonrisa divertida.
- ¿Por qué no? Es el único lugar donde sé que nunca me encontraría nadie.
- Tienes razón. Este es el último lugar donde esperaría que estuvieras... y más después de lo que dicen las chicas.- se tapó la boca rápidamente. La miré a los ojos.
- ¿Y qué dicen de mí?
- Ehhh... nada.- contestó nerviosa y roja como un tomate.
- Dímelo.
- No.
- En serio, dímelo por las buenas o si no...
- ¿Es lo que acabo de escuchar una amenaza?- inquirió atónita. Me encogí de hombros.
- Si lo quieres ver así...- se cruzó de brazos y me echó una mirada de enfado. Comencé a reír.- Eres tú la que no me quieres decir qué comenta la gente de mí.- aunque lo supiera ya, quería que ella me lo contara.
- Nada... Simplemente que eres el chico nuevo y das bastante miedo.- dijo finalmente y obligada.- Pero eso no es nada importante. Ven. Quiero ver si siguen aún teniendo mi atracción favorita- comentó más alegre. Me cogió de la mano y corrimos hacia... ¿Desafío extra-temporal? Fruncí el ceño.
- Es mi preferida. Créeme.- dijo con una sonrisa de oreja a oreja.
¿Qué podía perder? Parecía una simple montaña rusa, excepto que tenía un montón de curvas y la poca seguridad que tenía la atracción en sí.
Compramos dos tickets para la atracción. Ella estaba tan entusiasmada que no la pude decir que no. Pero tenía miedo de que algo malo pasara esta noche.
Porque a pesar de que mi interior tratara de tranquilizarme, no pude evitar la corazonada de que algo malo iba a pasar esta noche...

2 Ayuditas^^:

☻ Natii ☺ dijo...

hOlaaaa. soii nati. tuu nueva seguidora. xD jajaja. tuu historia estaa BUENISIMAAA. me gustoo bastante. ya me leii todos los capitulos. y LA ADOREEE. siguee escribiendo. un beso. cuidate.

manu dijo...

olaaa me encanta
de verdad la historia esta super!!
sigue asi :D
y escribe rapido hahah
pasa por mi blog cuando puedas
dios te bendiga