...

Rasca Rascaaa!!=)

Other Love Story

a href="http://www.dolliecrave.com" target=_blank title="Myspace Layouts"> Sad Love Quotes from dolliecrave.com
Sad Love Quotes

lunes, 31 de mayo de 2010

Capítulo 37 (Maggie)

I don't know where I'm at; I'm standing at the back and I'm tired of waiting... Waiting here in line, hoping that I'll find what I've been chasing. I shot for the sky, and I'm stuck on the ground. So why do I try?, I know I'm going to fall down... I thought I could fly, so why did I drown? Never know why it's coming down, down, down... Can't find another way around. And I don't want to hear the sound, of losing of what I never found. So why do I try, I know I'm going to fall down. I thought I could fly, so why did I drown?

Down - Jason Walker








Tenía que hablar con mi padre... Pero lo haría mañana. Habíamos pasado horas en aquel sitio cuyo nombre no sé, y en Eugene más o menos ahora serían las 12 de la noche.

Llegamos sanos y salvos. Todo el mundo estaba durmiendo... Normal.

Me despedí con un beso de Alec, el cual se vio algo reacio a dejarme ir. Me puse el pijama una vez se fue él, y me fui preparando para quedarme dormida.


El despertador sonó como si fuera el primer día. Fue tal el sonido que casi me caí de la cama del susto. Pero entonces unos brazos me sujetaron con firmeza. Alcé la cabeza. Era Alec. Una exclamación salió de mi boca. ¿Qué hacía él aquí?

- ¿Alec? ¿Se puede saber que dem...?

- Shh...- me interrumpió, mientras me ponía un dedo en mis labios.- Nadie sabe que estoy aquí.

- Ah, que bien ¿no?- dije con sarcasmo.- Si mi padre o Lilly entraran a la que se le caería el pelo sería a mí.- él se encogió de hombros con indiferencia.

- Pero sabemos que tu padre no va a entrar porque está trabajando, y que Lilly está haciéndote el desayuno: tortitas con nata. Huelen de maravilla, por cierto.- se me cayó el alma a los pies.

- ¿Has... Has estado con Lilly... en -- la cocina?- balbuceaba. Él rió.

- Tranquila. No me ha visto. Era invisible.- suspiré con alivio.

Alguien llamó a mi móvil. ¿Elena? Hacía por lo menos tres días que no la veía. Pero a pesar de eso ella era una de mis mejores amigas....

- ¿Elena? ¿Qué pasa?- la pregunté. Al otro lado de la línea podía notarse la preocupación de ella.

- ¿Maggie? ¿Eres tú?

- Sí. ¿Estás bien? ¿Pasa algo malo?- instintivamente miré a Alec, el cual parecía estar escuchando la conversación.

- Bueno... verás... Mi hermana no regresó anoche y me preguntaba si... si la habrías visto...

- ¿Ashley?- había olvidado mencionar que ella tenía una hermana pequeña de 12 años. Su nombre era Ashley. A pesar de que entre ellas no hubiera mucha conversación ni se llevaran bien, Elena aún la quería.- No. ¿Dónde fue el último sitio al que fue? ¿Cuándo fue la última vez que la viste?

- Ayer a las 7 de la tarde... Discutimos sobre un asunto estúpido... Ella quería ir a una discoteca, y yo no la dejaba... Entonces ella dijo que iría de todos modos... Pero por mucho que la busqué en esa discoteca no la encontré... Estoy muy preocupada, Maggie... No sé qué hacer... Y la policía dice encima que no es desaparición hasta las 48 horas...

- Elena.- intenté tranquilizarla. - Mira, lo que vamos a hacer es esperar hasta por la tarde, y luego la buscaremos, ¿vale? No sé... si quieres paso a buscarte a casa y me lo cuentas con más detalles... Dos mentes piensan mejor que una...

- Sí..- se le quebró la voz.

- Vale. Entonces voy ahora hacia tu casa...

Colgó el teléfono, y yo miré a Alec, quien estaba impasible en el borde de mi cama.

- ¿Y bien?- pregunté, rompiendo un silencio bastante incómodo.- ¿Sabes quién a podido ser?

- Hay varios...- respondió él, sin expresar sentimiento alguno, mirando hacia la nada.- pero no sé cuál de ellos habrá podido ser...

- Bueno... Pues habrá que descubrirlo.- me levanté de un brinco de la cama y cogí de mi armario lo primero que encontré.

- Hazme un favor...- ahora me miraba a los ojos con suma preocupación.- Si vas por algún lugar de ese tipo avísame, ¿vale?- asentí.

Se marchó mientras me duchaba y me vestía.

Por mucho que intentaba olvidarme de la conversación que minutos antes había mantenido con Elena, simplemente no podía. Más que nada porque nada de todo esto cuadraba. Es decir... por lo que me había contado Elena acerca de su hermana, ella era una chica que sacaba muy buenas notas... muy poco problemática y obediente... Era imposible que de la noche a la mañana se despertara y fuera conflictiva, desordenada...

Una vez que ya estaba lista y había desayunado, me dirigí hacia la casa de Elena.

Cuando ella salió, vi que estaba peor de lo que aparentaba en el teléfono. Tenía ojeras, y la cara pálida, con señales debajo de sus ojos negras, cosa que quería decir que había estado llorando antes de que yo viniera. La abracé por instinto, y ella me devolvió el abrazo mientras empapaba mi chaqueta con sus lágrimas.

- ¿Qué tal vas?- la pregunté.

- Fatal... Estoy muy preocupada por Ashley... Nunca había dejado la casa así como así, por un simple berrinche.

- Te entiendo... Pero averiguaremos donde quiera que esté...

LLegamos al colegio pronto, como siempre. Las clases se pasaron bastante rápido, teniendo en cuenta que no prestaba atención a ninguna de ellas.

Finalmente llegó la hora de comer. Mi taquillero estaba justo al lado del de Elena, por lo que la iba a ver sí o sí.

Y así fue. Ella iba caminando como una zombie (literalmente), y cuando abrió su taquillero, una nota cayó de él.

- Elena.. Se te ha caíd...- pero ella no me escuchó, simplemente me hizo una seña de que lo leyera por ella. Me quedé helada cuando lo abrí. Tenía una caligrafía impecable y hermosa...
Pero eso no fue lo que me sorprendió, sino el contenido de éste:



El pasado seguirá siendo pasado y se seguirá recordando por muchos años que pasen... o incluso milenios, como bien te habrán contado hace poco... Esta vez a sido su hermana, pero la próxima tenemos fijado como objetivo... ¡Adivínalo! Supongo que te lo imaginarás, pequeña chica. No eres tan débil como creíamos que serías con anterioridad... Lo cual es francamente frustrante... Pero nos volveremos a ver, eso te lo aseguro... Margaret.
PS: Cuídate de tu nuevo novio... No vaya a ser que salgáis perjudiciados dentro de poco, linda... Que pases una buena noche... ¿O no? ¿Quién lo sabrá?


Eso último estaba tachado, pero la letra era legible.

Me dejó sin palabras... El objetivo siempre había sido yo... Pero, ¿Por qué? ¿Qué les había hecho? ¡¡Ni siquiera les conocía!!

- ¿Qué era?- preguntó sin fuerzas, apoyándose contra la taquilla. Intenté pensar una excusa mentalmente y rápido.

- Ehh... Alec. Sí, Alec.- respondí con nerviosismo mientras miraba a los lados y rezaba porque Alec no estuviera por aquí.

- ¿Y qué quería?- ella buscaba cualquier pretexto para salir de la realidad.

- Esto... Lo que quería era... Pedirme consejo acerca de unos pantalones. Estaba pensando en comprarse unos en una tienda que hay por aquí... Pero no sabía si serían mejor que unos que vio en el centro comercial el sábado.

- ¿En serio?- dijo mientras caminábamos hacia la cafetería.

- Sí, pero vamos, nada importante...

- ¿Y cómo es que te pregunta a ti? Que yo sepa no se lleva nada bien con nadie...- meditó ella.

- Sí, bueno... verás... La verdad es que...- ella lanzó una exclamación antes de que terminara la clase.

- ¡¡Estás saliendo con él!!- gritó llena de alegría mientras me abrazaba.

- ¿Quién está saliendo con quién?- preguntó una voz muy familiar. Jimmy. Y así era. No había cambiado nada desde la última vez que le vi... Excepto en la sonrisa, la cual ahora había sustituido por una mueca de confusión.

- ¡¡Maggie con Alec!!- comentó Elena igual de alegre y contenta que hace unos segundos. Sus ojos brillaban de alegría... Jimmy sonrió forzadamente. Parecía no estar cómodo con esa situación... Pero no sabía que pasaba por su cabeza... A pesar de que mis poderes habían mejorado desde mi regreso del lugar donde habitaba Morfeo.

- Me alegro por vosotros...- murmuró entre dientes. Elena giró la cabeza, y alzó las cejas con sorpresa.

- ¿Quié es esa chica? ¡Parece un ángel!- Jimmy y yo también miramos. A él se le escapó algo como "¡Qué buena está!" mientras yo me quedé aún mirándola.

- ¿Meygan?- se me escapó mientras la observaba venir, pero antes preferí irme del grupo, no vaya a ser que se complicaran las cosas más de lo que ya estaban.- Esto... Ahora vengo, chicos.

- ¡¡Mag!!- gritó con optimismo.

- ¿Se puede saber qué haces en el colegio? ¿Es que no ves que si alguien te ve se te cae el pelo?- hizo un mohín, pero lo cambió por una sonrisa de ipsofacto.

- ¡¡Me alegro que ya hayas conocido a los jefes!! ¿Qué tal te fue? Alec me dijo que tuviste una pelea con Patch... ¡Ese imbécil no sabe más que causar problemas!- así que era eso de lo que quería hablar. La sonreí también.

- Bien, me fue bastante bien. Conocí a J...

- ¡A Janeth y a Aaron!- exclamó, interrumpiéndome.- Ups, de veras que lo siento... ¡Pero no sabes lo contenta que estoy de que al fin sepas la verdad!

- Sí, yo también.- comenté entre risas. Mi móvil sonó.- Emm... espera. Puede que sea mi padre.- pero no lo era. Era un número privado. Lo cogí.- ¿Sí?

- ¿Margaret, huh?- dijo alguien al otro lado del teléfono.- Bien, así por lo menos nos ahorramos dinero... Espero que ya hayas leído la nota de tu taquilla... Porque me aburriría volverlo a decir de nuevo...- así que eran ellos...

- ¿Quiénes sois? ¿Qué queréis?- dije con una mota de desesperación en mi voz.

- Tranquila, pequeña... Todo a su debido tiempo. ¿No has oído la frase el ratón siempre es cazado? Bueno, de todas formas no importa... Vale, mira, no me voy a andar con rodeos y voy a ir al grano... Ven esta tarde a las 8 a la calle Lemon Drops nº 22. Espero que no tardes... O alguien sufrirá las consecuencias. Y por favor- añadió con enfado-, no traigas a ese novio que te has hechado.

- Espera un momento... ¿Cómo sabéis vosotros qu...?- pero fue inútil, ya me había colgado. Mierda... Había cavado mi propia tumba, y ahora haría mi propia muerte si voy allí sola. Ese barrio estaba abandonado... Nadie iba allí. ¿Por qué narices siempre todo esto me pasa a mí?

- ¿Mag? ¿Qué ha pasado? ¿Quiénes eran? ¿Por qué te han dicho eso?- preguntó Meygan. La miré; por un momento me había olvidado que estaba con ella.

- No lo sé.- contesté con sinceridad.- No sé qué he hecho siquiera. Simplemente ellos me han llamado y me... me ¿han amenazado a muerte?- inquirí.

- Tranquila... Lo mejor será que no vayas... Podrías acabar muy mal. Deberíamos llamar a Alec y contarle lo que acaba de suced...

- ¡¡NO!!- grité, sorprendiéndome a mí misma.- No, no le cuentes a Alec nada de todo esto... Quizá no sea nada... A lo mejor son los deportistas intentando gastarnos una broma y estamos haciendo una montaña con un grano de arena...

- ¡Pero tú les escuchaste!- reprochó ella.- Sabes perfectamente lo que sucederá si vas sola...- ahora que me acordaba, ese tío había dicho algo sobre que no me acompañara Alec, pero no nada de que Meygan no lo hiciera.

- Entonces acompáñame tú.





Espero que os haya gustado el capítulo. Creo (personalmente) que las cosas se van volviendo un poco interesantes... ¿Quiénes son esas personas? ¿Qué hará Maggie? Lo sabréis en el próximo capítulo. Intentaré publicar pronto... Mientras tanto estoy pensando en poner un título a este libro, o mejor dicho, cambiarlo. Se aceptan sugerencias ^^
Nada más; solo deciros que por favor comentéis.
Bss.

Rose.Twi



2 Ayuditas^^:

Andrea dijo...

Holaa!!
Me encanto el cap!!
Ya quiero saber quienes son y que quieren con Maggie!! =D

Besos!! I<3U!!

Publica pronto please!!

M·e·l·i dijo...

Ah!! yo quiero saber que va a pasar ahí!! me ha encantado el capítulo :)

Besos!