...

Rasca Rascaaa!!=)

Other Love Story

a href="http://www.dolliecrave.com" target=_blank title="Myspace Layouts"> Sad Love Quotes from dolliecrave.com
Sad Love Quotes

viernes, 28 de mayo de 2010

Capítulo 36 (Alec)

Dear angel of mine...Where do I start to express how I feel? Well, my love's gone blind. Now all that I feel is what I hear. Now I find myself wanting to die... I bleed for the second time tonight; holding the love that's in my mind. If only my love could be with you. If only this pain died too So I break you away from me. Well, maybe after all, I was better off dead... Cause without you my life's gone down. What do I do, when I find myself wanting to die? I bleed for the second time tonight; holding the love that's in my mind. If only my love could be with you. Now I fing myself wanting to die...

Dear Angel - April Sixth








- Alec, concéntrate en nuestra conversación.- me reprendió Morfeo, fingiendo cara de enfadado, pero sabía que no lo estaba. No lo podía estar cuando a él le pasó lo mismo miles de años atrás con una muchacha...

- Sí.- contesté finalmente.

- Recuerda que aún debes de terminar la misión... Debes conseguir la sangre de una hija de la luna, además de una criatura de las aguas... Pero tienes que tener muchísimo cuidado: ambos son muy rencorosos. Si descubren que les has hecho algo así pueden despellejarte vivo y enterrarte en el fondo del océano.

Morfeo siempre tan expresivo.... Tranquilo, lo sabía. Si alguna de esas pequeñas hadas me pillaban con las manos en la masa se me caería el pelo, y también a los dioses y ángeles por enviarme.

- Lo tendré.- dije seguro.

- Y ahora...- prosiguió él, mostrando su mejor sonrisa.- ¿Dónde está la muchacha de la que te has enamorado?- me sonrojé.

- En la entrada, junto con Janeth y Aaron.

- Aiii...- suspiró con melancolía.- Mis pequeños sobrinos... Diles que entren, y también a la chica... ¿Margaret, no?- preguntó con una mirada confusa.

- Maggie.- corregí.- No la gusta que la llamen por su nombre completo.

- Vale... Lo tendré presente.

La verdad es que Morfeo me trataba demasiado bien en cuestión de lo que debería hacer... Era un creado, y debido a esto la mayor parte de la gente nos perdía respeto... Pero, sin embargo, él se encariñó conmigo desde el primer día, lo que me hizo ganar más puntos a mi favor...

Janeth y Aaron estaban sentados mirando el jardín con preocupación. Ella se mordía las uñas con nerviosismo, y él debatía entre ir o no. Un momento... ¿Y Maggie? ¿Dónde estaba?

- ¿Y Maggie?- les pregunté cuando ya me podían oír. Ellos se miraron varias veces, pero Aaron finalmente contestó.

- Se fue a los jardines... Es que ella nos lo pidió... y, bueno, como parecía que estaba entusiasmada, la dejamos ir.- se excusó, cuando la miré con odio.- Lo siento, pero no la pasará nada...

- ¿Cuánto tiempo lleva allí?

- Más de media hora... Más o menos lo que llevas tu hablando con Morfeo.- bufé, y sin esperar más, fui a buscarla.

Tras recorrerme casi todo el lugar, la encontré.

- ¡Que no, plasta! ¡Déjame en paz ya de una vez!- gritó ella con un bufido mientras caminaba hacia mí sin darse cuenta.

- En serio...- insistía Patch... Un momento ¿Patch? ¿Se puede saber qué narices hacía aquí con ella?- ¿Cómo lo has hecho?- por un momento miré a Patch. Estaba calado hasta los huesos.

- ¡¡No he hecho nada!! ¿Por qué no me dejas un rato en paz?- se giró a verle la cara de idiota que ponía. Él frunció el ceño con enfado.

- No hasta que me digas cómo sabías que me iba a caer.

- No hay que ser un genio para ver que estabas delante de la fuente.- replicó ella con indiferencia.

- Sí, eso lo sé. Lo que me parece un poco más raro es que supieras que me iba a tropezar con una pequeña piedrecilla que se me iba a meter en el zapato y que por eso caería.

- Ehh... ¿La vi en el suelo?- eso sonó más como una pregunta que como una respuesta segura.

- ¿Tú te crees que nací ayer?- repuso con cierto sarcasmo.- Sé muchísimo sobre la vida, pequeña pelirroja, y lo menos que puedes hacer, si lo intentas siquiera, es escoger una excusa mucho más trabajada que esa.- dijo asiéndola del brazo.

- Mira: no tengo por qué contestarte a eso.- respondió con cierta irritación.- Así que, ya que eres el "Dios del Tiempo"- dijo haciendo las comillas con sus pequeños dedos- pues.. no sé chico, vuelve al pasado o lo que sea que hacéis para encontrar respuestas.- le dio la espalda y se percató de que la observaba con diversión. Su sonrisa apareció.- ¡Alec! Estás aquí. Te estaba esperando.

- Espero que no te haya molestado aquel idiota.- la susurré al oído cuando caminábamos de vuelta a la habitación donde se encontraba Morfeo.- Siempre es así. Con el tiempo, uno se acostumbra.

- No, claro que no.- por un momento, miró a la nada con una expresión inescrutable. Luego, sacudió la cabeza levemente y volvió a formar esa sonrisa perfecta.- Bueno, ¿y ahora nos vamos, entonces?- preguntó con impaciencia.

- No.- respondí.- Aún tenemos que ver a una persona que quiere conocerte.

- ¿Quién?- su cara era como una niña pequeña a la que la habían regalado inmensos regalos por su cumpleaños...

- Ya lo verás.

Al entrar, Maggie miraba anonadada la habitación. Normal, había tantos recuerdos de Morfeo en ella... Incluso la foto de su familia y amigos de la época ...

- ¡¡Es preciosa!!- exclamó contenta, y dando vueltas sobre ella misma, como si estuviera en el paraíso.

- Me alegro que te guste.- dijo Morfeo, desde su habitual sillón. Cuando ella se giró, él la miró con pasmo y estupor, mientras ella se sorprendía. Me miró a mí y me preguntó:

- ¿Es tu hermano?- ¿Hermano? Sólo de pensarlo me entraba risa. Era como un padre, más bien. Aunque bueno... bien pensado él podía aparentar la edad de 24 en la Tierra, aunque en realidad tuviera más de 1 milenio o dos.

Él se levanto de la silla y la miró, aún sorprendido y embelesado. Ella se sentía incómoda, y yo preocupado por la reacción de Morfeo.

- Esto... Morfeo.- hablé con cautela.- ¿Estás bien?- ella alzó las cejas.

- ¿Morfeo? ¿El dios?- preguntó entre balbuceos. Él finalmente volvió a la realidad, y la sonrió como si de una hija se tratara.

- Sí, el mismo.

- Vaya... ¡Es un placer conocerte! ¡No sabía que iba a conocerte en mi primera visita! Es estupendo...- murmuraba con un brillo en los ojos de felicidad.

- Mag... Tranquilízate un poco.- la aconsejé, viendo como su voz se iba alzando a medida que hablaba.

- ¿Ella es Maggie?- preguntó él.

- Sí... ¿Por qué? ¿Pasa algo?- preguntó con preocupacion, primero mirándole a él, y después a mí.

- No, nada. Simplemente él quería conocerte.- la dije. Ella suspiró con alivio.

- Menos mal. Creía que era algo malo...

- Bueno... Si solo era eso, ¿nos podemos marchar ya?- le pregunté a Morfeo, quien volvía a mirarla a ella. ¿Pero qué demonios le pasaba? Nunca le había visto tan raro... Ella le miró cuando vió que no me contestaba. Él volvió al presente.

- Sí, claro, por supuesto. Espero que nos volvamos a ver, Margaret.

- Maggie.- corrigió ella con una sonrisa.- Y sí, yo también lo espero.

- Hasta entonces...

Nos íbamos yendo hacia la puerta, pero antes Morfeo hizo su última intervención.

- Habla con tu padre, Maggie. Él te dirá todas las respuestas que buscas.- le dijo, supongo que contestando a alguna pregunta mental de ella. Maggie frunció el ceño, pero asintió y le sonrió.

- Muchas gracias. Lo intentaré hacer.

3 Ayuditas^^:

Rose.Twi dijo...

Por favor, comentad el capitulo. ¿Os gusto? Espero que si. Siento no haber escrito antes, pero he estado bastante liada.
Espero que os haya gustado.
Plis,comentad...
Bss,
Rose.Twi

Andrea dijo...

Holaaa!!
Me encanto!!
Que le pasa a Morfeo?? jajaja =D
Estuvo increible!! =D
No te preocupess!! jajaja cuando tengas tiempito publicas!! xD

Besos!! I<3U!

M·e·l·i dijo...

Me encantó!! pobre Maggie... debe estar tan... confundida.

Besos!!