...

Rasca Rascaaa!!=)

Other Love Story

a href="http://www.dolliecrave.com" target=_blank title="Myspace Layouts"> Sad Love Quotes from dolliecrave.com
Sad Love Quotes

lunes, 3 de mayo de 2010

Capítulo 28 (Alec)

I can't keep up, and I can't back down.I've been losing so much time...Cause it's you and me and all of the people, with nothing to do, nothing to lose. And it's you and me and all of the people and I don't know why, I can't keep my eyes off of you...All of the things that I want to say just aren't coming out right. I'm tripping on words, you got my head spinning and I don't know where to go from here Something about you now that I can't quite figure out...


You and Me - Lifehouse






¡Dios! Sus labios eran como una droga para mí. Y como todo momento bueno siempre tiene que ser fastidiado, este no iba a ser menos. Cameron separó de mí a Maggie mientras la miraba con una mirada envenenada. Si las miradas mataran... ella habría muerto en un solo segundo.

- ¡Alec, cielo!- exclamó con una fingida alegría, al igual que su sonrisa.- ¡Me prometiste un baile!

- ¿Y no te puedes esperar?- la pregunté secamente mientras miraba a Maggie, quien no sabía que hacer o decir.

- ¡No!- gritó ella, provocando que la mayoría de la gente dejara lo que estaba haciendo para mirarnos.- ¡¡Me lo debes, Alec!!

- ¿¿¡Que yo te debo qué!??- axclamé enfadado. Maggie se movía con nerviosismo.

- Bueno... esto... creo que yo os dejo solos...- iba a irse, pero Cameron la cogió del brazo fuertemente y la dejó en la posición en la que estaba antes. Ella hizo una mueca de horror, y yo pude ver la marca de las manos de Cameron grabada en su blanca piel.

- ¡¡No!! ¡¡Tú te quedas!! ¿Me puedes explicar qué es lo que estabas haciendo con esta pequeña "looser"?- preguntó con incredulidad.- Ya me tienes a mí, no entiendo por qué no me haces caso.

- ¿Quieres saberlo, Cameron?- grité lleno de ira.- Pues bien, te lo diré. Eres una pesada y quiero que cortemos. Simplemente es eso. Prefiero no decir todo lo que quería, porque si no te aseguro que acabarías peor de lo que ya estás.- ella fulminó a Maggie con la mirada.

- ¿¿¿¡¡Es por ella!!???

- Sí. ¿Algún problema con eso?- Maggie se quedó de piedra.

- Me las vas a pagar.... - replicó entre dientes ella, y se fue corriendo.

La gente volvió a dedicarse a sus propios asusntos, aunque todavía había algunos que nos miraban atónitos...

- Maggie, yo...- me acerqué a ella y la tomé de la mano.

- ¿Sí?- me animó a continuar.

- Lo siento. No debí haber dicho eso. Pero Cameron me pone de los nervios... - ella me miró dolorida, pero después intentó hacer un amago de sonrisa.

- No, tranquilo. Lo... lo entiendo per--perfectamente. Bueno me... me tengo que ir... - vi como una lágrima asomaba sus ojos, pero se marchó rápidamente.

- ¡¡Mag!!- grité, pero era demasiado tarde; desapareció corriendo al jardín. La seguí. No podía dejarla así. ¡Maldita sea! ¿Por qué la dije eso?

Al salir la encontré tumbada al lado de un árbol.

Las lágrimas habían desaparecido. Ella se dio media vuelta y se colocó dándome la espalda. Tenía un tatuaje de una mariposa... La marca...

Ella abrió los ojos... Ahora no los tenía verdes con matices grises, sino que había más gris en ellos, mezclados con ámbar.

- ¿Qué a pasado?- su voz era más segura que anteriormente, y me miraba como si no me conociera.- ¿Quién eres?- me quedé paralizado.

- ¿No sabes quién soy?- pregunté con precaución. No podía haber pasado... Simplemente no podía...

- No.- se levantó con elegancia.- ¿Dónde estoy?- preguntó mirándome fijamente. Ahora que la veía mejor, había perdido color...

- Estás en Eugene, Oregon.

- ¡Princesa Margaret!- gritó alguien a nuestras espaldas. Ella le sonrió complacida.

- ¡Ethan! ¿Qué haces aquí?- le abrazó cariñosamente.

- Llevarte de vuelta.- la sonrió.- Te están esperando en casa. Tus primos, tu hermano...

¿Su hermano? No sabía que Maggie tuviera un hermano.

- Es genial. Tengo que hablar con mi padre...

- Tranquila- la interrumpió él.- Le he llamado. Estará mañana en casa.

- Me agrada que padre esté... - sonrió complacida.- ¿Nos vamos ya?- preguntó con nerviosismo.

- ¡¡Ehhh!! ¡Para el carro un momento!- exclamé yo, interopiéndome entre Mag y Ethan.- ¿A dónde te la llevas?- sus labios hicieron una sonrisa ladina.

- A su verdadero hogar...- dijo mientras me apartaba con el brazo, cogiendo su mano con delicadeza. Ella dudó.

- ¿Podríamos quedarnos esta noche en mi casa?- preguntó. Él la miró con los ojos como platos.- Sí, ya lo sé. Sé en qué estás pensando... Pero antes de irme me gustaría visitar California.- al ver que él no decía nada, ella se lo aclaró.- Sí, California. Han hecho canciones con ese nombre. Ya sabes, ¡California... Allá vamos!- dijo esto último cantando la cancion de Phantom Planet. Él siguió con la misma expresión.- Oh, vamos, por favor.... - bufó estresada.- Sé que en palacio es difícil escuchar ese nombre... ¿¿Pero ni siquiera se ha mencionado??- exclamó incrédula. Él se lo pensó durante unos segundos.

- Está bien. Pero solo durante una noche.

Él la tomó de la mano y la fue conduciendo hacia la salida del colegio, pero ella antes me miró con el ceño fruncido. Después apartó la mirada y se fue con Ethan, mientras charlaban y reían de cosas estúpidas.

Así que estaba hechizada... Vamos, esa era la única forma que se me ocurría de que no se acordara de mí. Y solo se quedaría una noche más aquí. Era mi última oportunidad de recuperarla. Y la liberaría... Aunque fuera lo último que hiciera en esta vida...


1 Ayuditas^^:

M·e·l·i dijo...

Ahhh!! hechizada?? ese ethan me cae bastante mal ¬¬... espero que Alec la haga reaccionar.
Besos!!